CATEMAR, la gente del mármol, realizó este jueves 12 de diciembre la apertura formal de su primer Centro de Negocios en Colombia, en el Parque Industrial Trafalgar, en Tocancipa. Esta empresa, que ha innovado en la comercialización y distribución de piedras naturales, cuenta con una trayectoria de casi 18 años en el mercado venezolano donde ha establecido 5 Centros de Negocios.

CATEMAR llegó a Bogotá con el respaldo de pertenecer al Grupo Marmoca, holding que agrupa a cinco empresas que se complementan entre sí en el área de las piedras naturales, materiales de construcción y equipamiento de interiores, el cual celebrará 50 años el próximo diciembre de 2014.

La proyección de un audiovisual corporativo antecedió el mensaje de su Presidente Ejecutivo, Franco Cafoncelli Tedesco, quien manifestó como principal propósito establecer alianzas estratégicas que permitan fortalecer el negocio del mármol a través del aprovechamiento de excelentes oportunidades que ofrece Colombia.

Posterior al tradicional pase de cintas, la bendición sacerdotal dio pie al recorrido de las nuevas instalaciones de este Centro de Negocios, constituido por cuatro principales espacios: Espacio de Almacén, Espacio de Exhibición, Espacio de Negocios y Espacio de Formación.

Al evento asistieron clientes, proveedores claves para la consecución de este proyecto en todas sus fases: arquitectura, ingeniería, construcción y diseño interior; acompañados por el equipo humano de Catemar Colombia, encabezados por la Gerencia General a cargo de Santiago Valencia, profesional en el área de Mercadeo y Coaching Organizacional con más 20 años de experiencia en el sector de la piedra natural.

Resulta importante destacar también la presencia de David Benavente, Director Comercial Latinoamérica y Carolina Almeida, Project Manager para toda Latinoamérica, ambos representantes de Cosentino, multinacional española, líder mundial en superficies de última generación, como lo son Silestone y Dekton, distribuidas por Catemar, en Venezuela y ahora también en Colombia.

De esta forma, CATEMAR comienza a promover también negocios exitosos en el mercado colombiano con la celebración de este reto alcanzado, trascendiendo sus fronteras y convirtiéndose en una empresa binacional de la mano de sus aliados comerciales y profesionales.