Silestone

El cuarzo es la primera elegida para la creación de las láminas de Silestone®, compuestas mayoritariamente de este material natural y muy resistente, ofreciendo muchos matices de color lo que la convierte en la opción ideal para numerosos proyectos de decoración.

Es un producto totalmente versátil, que admite diferentes aplicaciones, siendo idóneo para diferentes espacios en el hogar. Se adapta fácilmente a las más variadas opciones de diseño, su integración con los demás elementos forma un entorno equilibrado, su amplia gama de colores lo convierten en la opción ideal para diferentes posibilidades decorativas en interiores y exteriores, además de ser excelente en cocinas y baños, funcionando muy bien en revestimientos de pisos y paredes.

Silestone posee acabados impecables a la medida de cada cliente, siendo este el que selecciona el que mejor se adapta a sus necesidades o a su estilo de vida:

El acabado Leather, se caracteriza por su efecto mate y su terminación plana que, por su finura, proporciona al tacto una sensación única. Una superficie suave, sofisticada y agradable con un color consistente. Leather está disponible en más de 30 colores.

Otro acabado disponible, es el Pulido, que se caracteriza por su terminación brillante, tono y tacto fino y un acabado cristalino que transmite claridad y limpieza.

El más reciente, acabado Volcano, es distinto a los dos anteriores, su tacto sugerente, apaciblemente rugoso, bello y sofisticado. Una personalidad clásica con toque de distinción.

Al estar fabricado en cuarzo es eficaz contra arañazos e incluso es resistente a sustancias químicas, como disolubles de ácidos y bases fuertes, al tratarse de una superficie no porosa es muy resistente a las manchas más comunes, producidas por productos de uso diario como café, vinagre, maquillaje.

La resistencia al impacto de Silestone®, es mucho mayor que la de otros materiales con aplicaciones similares como el granito u otras superficies sólidas, tiene un coeficiente de absorción muy bajo, por lo que la limpieza es muy fácil, y su mantenimiento resulta muy sencillo.